Aterrador caso de tortura y descuartizamiento tiene conmocionado a México, luego que se conociera el caso de Noemí Medina y Julissa Ramírez vivían en el Estado de Chihuahua, junto a tres niños que tenían bajo su custodia.

Activistas de la comunidad LGBTIQ+ rompieron el silencio y marcharon frente a la Fiscalía General de Chihuahua, exigiendo el esclarecimiento de los feminicidios de la pareja.

La pareja había sido reportada como desaparecidas y luego que los familiares denunciaran su desaparición, los cuerpos de las víctimas fueron encontrados el pasado domingo en una bolsa al costado de una carretera de Ciudad de Juárez, una de las zonas más peligrosas de México.

 A pesar de las exigencias y protestas, las autoridades aseguran que no hubo motivos de odio por la orientación sexual de las víctimas y según lo informó Reuters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.