El tomate de árbol es una fruta muy extendida en zonas tropicales de toda Sudamérica, donde se puede encontrar creciendo de forma salvaje o en cultivos localizados.

El fruto posee una capa exterior con una textura firme, y un interior gelatinoso en el que nos encontramos con unas semillas tiernas y comestibles. Debido a la presencia de gran cantidad de ácido cítrico, presenta un cierto, pero agradable, sabor agridulce.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS

Rico en vitaminas

El tomate de árbol es un fruto muy rico en vitaminas, entre las que destacan la provitamina A, la B6, la vitamina C y la E.

Rico en fibra

Su consumo ayuda en la regulación del tracto intestinal, haciendo que el sistema digestivo se mantenga sano.

Rico en minerales

Entre los que cabe destacar el calcio, hierro, fósforo y magnesio.

Elevada acción antioxidante

De la que se beneficia nuestro sistema inmunológico y nuestra visión.

Bajo en calorías

Esta propiedad hace de esta fruta un estupendo aliado en programas de reducción de peso.

Baja la presión arterial

Esto se debe a una de las sustancias presentes en el fruto, denominada ácido gamma aminobutírico. Por ello, es una fruta especialmente indicada para aquellas personas que sufren de hipertensión.

Reduce el colesterol

Su consumo ayuda a reducir en nivel de colesterol en sangre, ya que presenta vitamina F, nombre con el que designa a los ácidos grasos poliinsaturados. Estos ácidos disminuyen el colesterol ayudando con ello a cuidar nuestro sistema cardiovascular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.